A saber para comenzar carpintería

La carpintería es una de las actividades consideradas como más antiguas de toda la humanidad. Y si bien hay profesionales que se encargan de eso, muchos aficionados pueden remodelar su casa, reparar algo y hasta por qué no crear lo que quieren, como mobiliarios o adornos.

Si estás por remodelar tu casa, o quieres dedicarte a la carpintería para abaratar los costos que puede cobrarte un profesional, hay algunas cuestiones que debes tener en cuenta como las herramientas o algunas técnicas, y hasta la materia prima.

El pino, el álamo, el nogal, o el ébano, son algunas de las maderas más utilizadas por los carpinteros, de acuerdo a la pieza que vayan a realizar y a la utilidad que puede llegar a tener la misma.

Ten en cuenta siempre la función de la pieza que vas a realizar, para de esa forma elegir la madera, ya que puedes necesitar por ejemplo, que la madera necesite estabilidad, o resistencia además de ser decorativa.

Puede que si no estás acostumbrado a usar piezas de madera maciza, puedas comenzar con

listones, que se pueden unir o pegar unos con otros para obtener la firmeza que esperas.

Las maderas se cortan en en sentido de la veta de la misma, y si vas a unirlas a través de pegamento o cola., deben estar limpias y lisas para que de esa forma se unan sin ningún problema.

Además, las astillas son un mal que se debe erradicar cuando uses madera, porque además de quedar más prolijo, evitará accidentes y lastimaduras. No olvides colocarte guantes, ya sea a la hora, de cortar y de lijar para precisamente evitar cortes.

Entre las herramientas más utilizadas por quienes se dedican a trabajar en madera, puedes encontrar:

Un lápiz, que antes que nada te servirá para poder marcar la madera sin que se borre y que puedas trabajar sobre las marcas que quieras, sin desprolijidad, además se puede borrar en caso de que una vez terminada la pieza, se noten las marcas.

El serrucho es otra de las herramientas que no pueden faltar en este kit ya que será la única herramienta manual que te servirá para cortar las piezas, y en ese caso debes tener un poco de fuerza, una buena herramienta,  y un poco de paciencia para cortarlas.

El Cepillo, es tan importante como las lijas, ya que con ellos le sacarás todas las impurezas o imperfecciones que queden en la madera luego de cortarla y agujerearla.

Para realizar perforaciones es importante tener un taladro, pero en caso de que todavía no cuentes con uno de esos, y la madera no sea muy gruesa, puedes cortarlo con una agujereadora manual. Te llevará más tiempo, pero el resultado es el mismo.

La regla se ubica con el lápiz. En este caso no es menor tomar el hábito de medir y marcar bien las líneas para que los recortes sean perfectos.

Muchas de estas herramientas también vienen en forma electrónica, pero no necesariamente para comenzar las necesitas.

Y ten en cuenta que si la carpintería será más decorativa, puedes ir teniendo una gubia, que sirve para calar partes de madera, o darles diferentes relieves.

No olvides tener cola, pegamento, o si eres más experimentado, tornillos si la madera es gruesa, y clavos si la madera es fina, para que puedas por lo menos comenzar a practicar, o comenzar con la decoración de tu casa, sin necesidad de pagarle a un profesional.

 

Vía